Bluewall GNU Linux – Distro inicialmente hecha en Venezuela

Bluewall GNU Linux

por Luis Araujo

En ocasiones me han preguntado acerca de Bluewall GNU/Linux, y siendo la información tan escaza en la web referente a la distribución, no tenía ningún lugar hacia donde remitir a las personas interesadas para que pudieran entender un poco los comienzos del proyecto, ¿porqué construí Bluewall? , ¿en que se basa?, ¿su filosofía?, y ¿quién actualmente la mantiene?

Precisamente, con este artículo espero darle respuestas a estas preguntas elementales, al mismo tiempo de poder comentar un poco acerca de esta pequeña distribución que comencé a construir a mediados del 2003.

El desarrollo de Bluewall GNU/Linux surgió de una necesidad personal, no fue nada planificado realmente. En estas pocas líneas, espero explicarlo de forma breve y no muy técnicamente.

NOTA: Interesados en detalles más técnicos, como por ejemplo, versión exacta de paquetes, archivos modificados, etc; por favor descarguen alguna de las ISO desde el sitio web oficial bluewall.es.gnu.org y exploren el sistema.


0) Funciona Máquina

Para finales del 2003 tenía una laptop de segunda mano, algo fuera de fecha, y con ciertas deficiencias: sólo 200 Mhz, 32 MB RAM de memoria, y alrededor de 5 GB en disco duro con más de la mitad de los sectores defectuosos. Desde el primer momento (siendo un usuario de software libre y de distintos sistemas operativos libres por algo de tiempo ya) decidí instalarle un sistema GNU/Linux.

Para ese entonces estaba usando LinuxFromScratch (LFS) y FreeBSD en mi sistema principal de escritorio. Y también quería tener ciertas características de este tipo de sistemas disponibles en mi nueva instalación. Aunque me gustan los paquetes fuentes, considerando el tipo de máquina, a la final decidí que lo más ideal sería usar un sistema que funcionara con paquetes binarios. Para evitar esas posibles largas horas de compilación y demás problemas de construcción que pudieran surgir.

Así que descargue una ISO de la ultima versión de Slackware Linux. Usando el instalador en ncurses, fue, en efecto, algo lento, pero a la final logré instalar el sistema, o al menos eso era lo que pensaba.

Al concluir la instalación, después de casi una hora, y usando la configuración mas minimalista disponible mediante instalador, procedí a iniciar el sistema; todo parecía bien, todos los dispositivos necesarios fueron reconocidos, los scripts de inicios comenzaron a correr muy suavemente, hasta que me mostró el prompt del login. Pude ingresar al sistema sin problemas, y bastante animado empece a explorarlo, de repente, alrededor de la media hora de uso, comenzó a dar problemas el disco duro; a parte existían programas comportándose muy raramente, en ocasiones no se ejecutaban, o mostraban salidas incorrectas, entre otros errores.

Decidí volver a re-instalar, esta vez , particionando de forma diferente el disco duro (por ejemplo, moviendo las particiones a través de diferentes cilindros en el disco, formateando con distintos sistemas de archivos) y ver si de esa forma podría evitar los sectores malos. Procedí de nuevo usando el instalador basado en ncurse, en esta oportunidad, se quedó parado copiando parte de los archivos al disco duro durante la instalación.

Intente varias docenas de veces mas, optando por distintos tamaños en las particiones y haciendo otros cambios, y ahora simplemente no podía culminar la instalación; por algún motivo el instalador se quedaba congelado; ya no solamente durante la copia de archivos, sino incluso en pequeñeces como el prompt para especificar las zonas, etc.

Ya tenía algo de tiempo usando LFS, por lo tanto me había librado de estos así llamados “instaladores” (claro, a costa de pasar 2-3 días instalando un sistema) para poner a funcionar un sistema GNU/Linux. Así que en cierta forma empecé a sentirme incómodo y a desear que las distribuciones simplemente no tuvieran un ‘instalador’.

Luego de haber pasado por varias instalaciones no exitosas, decidí probar instalando otra distribución, probablemente tuve que perseguir el problema mejor en Slackware; pero creo que simplemente no tuve demasiado interés en hacerlo de esa manera; tuve ciertas impresiones acerca del instalador, pero no me forme una opinión muy concreta al respecto para ese entonces.

Así que bueno, esta es la comunidad del software libre; hay un montón de distros allá afuera, simplemente probemos con otra!

1) Instalador no amigable

Descargué Debian (potato si recuerdo correctamente), y comencé la instalación con la esperanza de que ahora sí fuera todo mejor.

Inicio el CD, aparecen las pantallas azules/roja en ncurse de nuevo, y comienza mi viaje a través de la configuración del sistema. Fijo las particiones, creo el sistema de archivos, todo bien; empezamos a descomprimir los paquetes hacia el disco duro y todo se ve bien… oh, espera se ha vuelto a congelar. Ahora sí estaba un poco desilusionado; volví a probar la instalación varias veces mas, y nada, siempre se congelaba en diferentes etapas.

Precisamente fue allí, en esos momentos, en los que pensé que los instaladores estaban haciendo “algo” raro , o lo más probable, más cosas de las que yo personalmente quería, o mejor dicho, mi máquina podía soportar. No podía creer, que el instalador, la primera pieza de software con la que se iba a encontrar el usuario, sería un impedimento tal para llevar a cabo la instalación.

1.1) ¡El instalador evitaba que pudiera instalar GNU/Linux!

Aún, por supuesto, quería usar GNU/Linux, y siendo esta una comunidad libre y tan grande, igual eran mis posibilidades y caminos para ponerlo a funcionar. Si es el instalador el que supuestamente me esta dando problema, porque no removerlo?, pude buscar otra distribución GNU/Linux que cubriera esta necesidad; ó incluso pude hacer una instalación mediante shell de Slackware o Debian.

Pensé que la máquina era bastante limitada; y que tal vez debiera “construir” algo personalizado y pequeño en lugar de usar una distro existente, algo que pudiera caber en un par de megas , y conformarme con eso; y fue precisamente allí en ese momento donde recordé un pequeño Linux ‘toolchain’ de rescate en floopy que estaba construyendo, y que te permitía bootear un sistema con disco en RAM usando el kernel Linux 2.4, junto a un pequeñísimo set de herramientas, incluso con soporte para red, y que lo usaba para reparar sistemas usando discos floppy.

Así que en definitiva, me pareció útil y divertido continuar construyendo este sistema en floopy y usarlo en la máquina; era una idea bastante inicial, pero ya tenia alrededor del 60% funcionando, y como dije, ¡sería divertido! Pasé alrededor de una semana terminándolo, dedicándole varias horas al día A la final, el pequeño sistema usaba busybox, y le agregué algunas herramientas y programas extra, por ejemplo, te podías conectar al Internet con pppd, y usar un pequeño cliente de IRC para chatear, ¡justo lo que necesitaba!

A mi máquina tampoco le funcionaba el floppy disk (¿ya mencioné que estaba algo defectuosa?); así que decidí pasar el sistema a un CD. Durante el inicio del CD, a través del reconocimiento de todos los dispositivos espere con suspenso (hay que notar que este CD lo construí específicamente para mi máquina y usando LFS, así que no era algo que funcionara de forma estándar), hasta que apareció el prompt de login. ¡Había funcionado!, así que ya estaba algo feliz, ya tenía un sistema en memoria corriendo bastante rápido y ligero, ahora tenía que instalarlo en el disco duro. Sólo hice una pequeña partición y le dí formato ext3, copie el contenido del CD hacia ella y ¡listo! una instalación rápida y sin muchos prejuicios, justo lo que quería. Ya tenía mi sistema GNU/Linux instalado, algo bastante mínimo, pero que me permitía usar mi máquina para lo que inicialmente la tenía planeada (descargar scripts desde Internet).

Al pasar los días, me encariñe bastante con el sistema, y poco a poco fui descargando paquetes fuentes e instalando; sí, decidí compilar, probablemente una locura para muchos, pero ya que no era mi sistema principal, y todo era más un juego, pues a veces la dejaba días enteros compilando un paquete. Todo funcionaba bien, y en cierta forma reafirme mi creencia original de que los instaladores de las otras distribuciones no estaban siendo amigable con mi sistema.

2) Pkgsrc

En mi escritorio también usaba FreeBSD para ese entonces. Estando en contacto con la comunidad BSD, la cual es excelente y muy dedicada a lo que hacen, con muy buenas ideas, me enteré de este sistema de paquetes llamado pkgsrc de la gente de NetBSD.

La idea de pkgsrc es crear una especie de paquetería estándar, que pueda ser compatible con diferentes sistemas libres mediante una estructura de puertos similar a la de FreeBSD, y el cual ofrece una interfaz común para trabajar tanto con paquetes binarios y fuentes, era excelente, lo mejor de ambos mundos.

Fue allí, donde pensé que probablemente era una buena idea extender mi sistema, agregándole mas paquetes (X y un escritorio ligero?) usando pkgsrc.

Ahora bien, primero que nada, tenía un sistema muy mínimo. Glibc las había, por así decirlo, truncado, para que me pudieran caber en tan poco espacio en el floppy originalmente, y la mayoría de las veces cuando necesitaba instalar una aplicación, necesitaba encontrar de forma manual sus dependencias, y compilar varias librerías ó bajarlas en forma de binario desde algún servidor, así que bueno, tendrán idea del diseño ‘ad hoc’ que tenía aquí. Necesitaba evidentemente algo mas completo y ordenado para empezar a usar pkgsrc, algo que me permitiera hacer una especie de ‘bootstrapping’ del sistema, hasta dejarlo todo limpiamente usando pkgsrc.

3) Binarios al rescate

Es aquí, donde opte por Debian.

Los paquetes de Debian se veían bastante compactos y manejables como binarios, además, no me daría muchos problemas instalar apt, configurar un par de archivos, y simplemente empezar a instalar un conjunto de paquetes mínimos desde un repositorio, aquellos que cumplieran los requisitos para poner a funcionar pkgsrc al menos. Lleve a cabo el proceso de “debianizar” de esta forma mi sistema.

Todo salió de maravilla, trabajando desde la linea de comando no recuerdo haber tenido ningún problema, fue todo tan ligero, que decidí asumir ciertos riesgos, y agregar algunos paquetes inestables en forma de backport también; versiones de X, y del escritorio XFCE por ejemplo. A la final, todo funcionó bastante bien, ya tenía un sistema algo más completo, el sistema en disco pasó de 1.44 MB, a un poco más de 60 MB.

Luego de tenerlo varios días funcionando, decidí que probablemente, al igual que el sistema había sido de utilidad para mi, otras personas en la comunidad también pudieran encontrarlo lo suficientemente pequeño y rápido de instalar como para ser útil.

Así que ¿porque no?, la filosofía de la comunidad del software libre es precisamente la de compartir, y pensé que sería buena idea.

4) Comparte

Decidí crear una imagen ISO que pudiera colocar en linea. Empecé modificando el sistema para hacerlo mas estándar para otros usuarios; no encontré una buena forma de reconocimiento de dispositivos al momento del booteo, así que tome el .config de varias distros como modelo, e intente de configurar un kernel algo más grande, para que fuera capaz de bootear en más máquinas y de reconocer más dispositivos; aunque también recuerdo dejar espacio para que el usuario pudiera hacer las configuraciones que el quisiera como el quisiera (á la LFS, después de todo creo que termine con un modelo parecido), por ejemplo, dejando mucho de este soporte para dispositivos en forma de modulo, y; la mejor parte, por así decirlo, (luego de mi experiencia con las otras distribuciones), la ISO no tendría ninguna forma estándar de instalar, ningún instalador, ningún tutorial paso a paso, nada; sólo te iniciaría una shell y tú podrías instalar como quisieras, siguiendo los pasos mas convenientes para ti, ademas, podrías inicialmente escoger entre dos sistemas de paquetes, apt y/o pkgsrc, al menos por los momentos, hasta que lograra hacer el traspaso completo hacia pkgsrc.

El 4 – 12 – 2003 entregué la ISO. Ocupaba un poco más de 60 MB en disco, y era bastante funcional y estable.

A las semanas empecé a recibir emails de personas que, para mi sorpresa, estaban usando la ISO, al parecer sí les había sido de utilidad, y sorprendentemente, les gustaba la idea de usar pkgsrc más de lo que pensé (No fue hasta la tercera y última entrega que hice de Bluewall, alrededor de 7 meses después de la primera ISO, que un desarrollador de NetBSD me escribió para preguntarme acerca del sistema, y me enteré que Bluewall era la primera distribución GNU/Linux disponible en usar pkgsrc).

OH, y respecto al nombre; pues evidentemente necesitaba darle un nombre a la ISO (hasta ese entonces no había pensado en ese detalle, ni siquiera consideraba el proyecto como una ‘distribución’), eran pasada las 12 A.M. cuando decidí montar la imagen ISO al servidor, así que algo cansado, no quería darle muchas vueltas al asunto; miré a un lado, y vi una pequeña parte de la pared de mi cuarto que es azul, y la uso para pegar notas y fotos.. asi que, bueno… pared azul … mm.. Bluewall

$ mv mi.iso bluewall.iso && scp bluewall.iso domain

Bueno, el resto, por así decirlo, sucedió todo por sí solo. De una herramienta bastante personal en un floppy, pasó a ser una herramienta de uso más global, y fue allí, donde me di cuenta que era una distribución GNU/Linux.

Varias personas me escribieron con sugerencias, e ideas, algunas las tome en cuenta, incluso llegue a enterarme de personas usando Bluewall en servidores, lógicamente, en estos casos, me ponía las manos en la cabeza y respondía con un email de la forma locura-de-la-que-no-me-hago-responsable, pero felizmente, nunca tuve ninguna “mala noticia”, y por el contrario, recibía correos acerca de personas felices usando Bluewall en máquinas en las que no habían hecho funcionar (por X o Y) otras distros.. (hey igual que yo!).

Otro aspecto un poco ‘innovador’ de la distro también, era que ofrecía 2 configuraciones del kernel, una para el 2.4 y otra para el 2.6, de tal forma que el usuario podría instalar el tipo de núcleo que quisiera. Para ese entonces no muchas distribuciones incluían el 2.6, (era un núcleo en pruebas), pero ya que yo tenía algo de tiempo usando las versiones de prueba del 2.6, y todo me funcionaba perfecto, sin nada que temer, decidí incluirlo, después de todo Bluewall era también una prueba. Como nota interesante, Distrowatch incluyó Bluewall en un ‘review’ que hizo acerca de las primeras distribuciones usando esta nueva versión del kernel, lo cual era una ventaja para muchos usuarios deseando usar nuevos controladores (como por ejemplo discos SATA).

Me anime bastante con el proyecto de forma general, se había convertido prácticamente por sí solo en una distribución, y con una base de usuarios (pequeña pero existente) ; aprendí un poco acerca de la forma en que opera la comunidad, y que es un lugar maravilloso, que siempre esta dispuesta a recibir nuevas ideas, por muy pequeñas o locas que parezcan, y también sirvió para darme cuenta del hecho de que no debes publicar ni siquiera una linea de código en bash a menos de que quieras que la use alguien en un pueblo de Slovakia (donde sea que eso quede)😉

5) Entregas de Bluewall

Luego de la primera entrega, trabaje un poco mas duro, ahora en función de los usuarios, reparando bugs y modificando aplicaciones, incluso, escribí tres scripts en Perl, los cuales jugarían el papel de ‘instalador’ en la ultima versión; también continúe el proceso de bootstrapping/migración hacia pkgsrc librándome de los paquetes Debian, portando aplicaciones y archivos en forma de metadata principalmente.

Posteriormente entregue dos versiones más, una en Enero, y otra en Marzo aproximadamente del siguiente año (2004).

Luego de esos meses, en los que tuve un montón de diversión y aprendí cosas nuevas y muy interesantes, decidí hacer del proyecto algo más personal, como fue inicialmente, después de todo, no era mi intención desarrollar una distribución , así que ya me limitaba solamente a responder emails referentes a problemas específicos de Bluewall, a veces enviándole una solución en forma de parche o comentario al usuario, pero nada mas. No planifiqué una nueva entrega tampoco. El desarrollo de una distribución es algo que toma _MUCHO_ tiempo, y el mantenimiento _MUCHO-MAS_ aún, y en cierto sentido me canse.

6) Nuevo mantenedor

Para principios del año 2005, Sergi (pancake), el cual conocía desde hace tiempo; programador Español con extensa experiencia con sistemas BSD, y quién desde un principio también le encanto Bluewall, como distribución e idea, me propuso su interés en continuar manteniendo el proyecto como una distribución GNU/Linux completamente libre hacia la comunidad. Desde entonces, él es el mantenedor y diseñador de la distribución, quién ha entregado alrededor de 3 nuevas versiones mas, incluyendo entregas especiales lite. El continúa también con la idea original de la migración del sistema de apt a pkgsrc.

Buen Trabajo Sergi!

Bueno, eso es todo; respecto al futuro de Bluewall ¿?, pues justo ahora Sergi esta haciendo un excelente trabajo, Bluewall se encuentra hospedada en http://bluewall.es.gnu.org, de donde se pueden descargar las versiones disponibles, incluso existe una lista de correo, y también se encuentra publicada un TODO, para aquellas personas que deseen colaborar con el proyecto.

Por los momentos espero que los usuarios puedan encontrar en el sistema una alternativa libre, y sobre todo que tengan mucha diversión usándolo como yo la tuve.


Luis Francisco Araujo – Copyright (C) 2006
luis _ arjox _ org
VE 23 – 08 – 2006
Fuente: http://www.arjox.org/articles/bluewall.html

Blogged with Flock

5 thoughts on “Bluewall GNU Linux – Distro inicialmente hecha en Venezuela

  1. Para lo interesados este trabajo fue realizado por un Venezolano y creo que es dicto y me siento orgulloso de personas como el han pasado del lumbral de usuario de GNU/Linux a apoderarse del conocimiento y hacer su propias adaptaciones y funcionalidades.

    Sinceramente felicitaciones Luis Araujo.

  2. me da gusto poder contar en el mundo con gente como esta, es de lo mejor saber que no solo nos conformamos con usar un sistema sino ademas explotarlo, adaptando y perfeccionando en fin, tener el control sobre lo que haces .

  3. Hola Josse😉

    Esa es la idea creo que el aporte más importante a este articulo es ver como las necesidades de Luis Araujo le llevo adecuar GNU/Linux; allí es donde esta la ventaja y valor Software Libre😀

  4. MARAVILLOSO ES MAGNIFICO Y ERES VENEZOLANO GENIAL NO SE SI TE HAS DADO DE CUENTA AHORA YA EN 2010 ESTA EMPEZANDO A NACER UN BOOM HACIA LINUX ESPERO QUE CRESCA MAS AQUI EN VALENCIA MUCHA ESTA INTERESADA EN PROBAR LINUX

    VOY A DESCARGAR BLUEWALL YA

    FELICITACIONES

    QUE OPINAS DE LINUX CANAIMA ?

    CUAL TE PARECE MAS FUNCIONAL KDE 3.5 o KDE 4 ?

    TU OPINION SOBRE XFCE y E17

    SALUDOS A SERGI

    • Gracias por tus comentarios, Yo uso CANAIMA GNU/Linux diariamiente y si porta bien, esta basada en Debian GNU/Linux Lenny, No uso KDE sino GNOME así que no te puedo opinar sobre eso y sobre Xfce y E17 he usado mas XFCE sobre todo desde Xubuntu (distro de ubuntu con XFCE y me parece muy cheverre) y E17 no lo he usado pero me parece muy pavo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s